Las personas que fueron diagnosticadas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se les realizan control sobre su carga viral y el CD4 el cual se hace con una muestra de sangre, esto ayuda a dar un tratamiento adecuado conforme a los resultados. Te compartimos información sobre el VIH.
¿Cómo viven las personas con VIH?

En realidad las personas que tienen VIH pueden tener relaciones, sexo y llevar vidas normales si toman algunas precauciones.

Aunque el VIH no tiene cura, hay medicamentos para ayudar a las personas con VIH a llevar vidas más largas y sana. El tratamiento para el VIH llamado antirretroviral, baja la cantidad de VIH que tienes en tu cuerpo (que se conoce como la carga viral).

Actualmente en Guatemala, se proporciona el medicamento completo. Todo en una pastilla, en la cual regula el virus hasta un tratamiento adecuado. Es indetectable lo cual significa que las personas, no tiene en la sangre la carga para contagio del virus y no se encuentran en riesgo de adquirir una enfermedad oportunista.

¿Recomendaciones para tu cuidado?

-Buena alimentación. -Buena higiene del sueño. -Actividad física. -Tomar su medicamento y estar realizándose los controles los cuales pueden variar de 3 a 6 meses. -Tomar los medicamentos para tener un control. -Chequeos médicos. -Responsabilidad en las relaciones sexuales. -Llevar una vida saludable. -Manejar el estrés y obtener ayuda, como grupos de apoyo, terapeutas y organizaciones de servicios sociales -Aprender todo lo que pueda sobre el VIH, el sida y su tratamiento

Es importante, cuidar de tu salud emocional. Es buena idea, acudir a consejería o terapeuta especialista en VIH. Hay muchos grupos de ayuda, tanto en línea como en persona, que ofrecen un espacio seguro donde puedes hablar sobre lo que sientes con otras personas que entienden lo que estás pasando.

Nota: Para más información del tema puedes comunicarte con nuestro equipo por mensajes en WhatsApp en este enlace: https://bit.ly/33vwpwopor nuestro Facebookhttps://www.facebook.com/CuentGT 

Fuente:

CROI 2020:  Misma esperanza de vida que las personas sin el VIH